Aniversarios
bottom_menu

 

Manifestación de la Virgen del Valle

Continuación...

Es cierto que la Iglesia tiene que ser muy cauta con respecto a este tipo de sucesos, sin embargo, no debería cerrarse al hecho de verificar en sí, cuáles son las consecuencias de que la Virgen esté haciendo este tipo de manifestación, puedo concretar: Las personas han empezado a rezar el Rosario, estos a su vez les enseñan a otros, cambios de hábitos en las personas, reconciliación de personas con la Iglesia que por distintas razones se habían alejado de ella, sanaciones, curaciones con sus debidos reportes médicos, etc...

Posteriormente la Virgen comenzó a realizar otro tipo de manifestaciones sobre una imagen de María Rosa Mística, que está sobre la mesa donde se coloca las flores de la Virgen. El Lunes 10 de Julio del año 2000, durante el Rosario, una persona se levantó y avisó que la Virgen estaba llorando (lágrimas cristalinas). Llamamos al Padre Faneite, Canciller de la Curia, involucrado en los estudios de la Virgen y quien precintó el cuadro en Diciembre del ´99. El grabó lo que estaba sucediendo, al siguiente día, es decir, el 11 de Julio de 2000, la Virgen dio un mensaje en donde dijo llamarse "María La Única La Conciliadora". Se repitió esta manifestación durante el Rosario del 31 de Julio. El día 07 de Agosto, la periodista Idania Chirinos, pudo grabar la manifestación de la Virgen. Ella había ido a grabar el Rosario y se encontró con las lágrimas de la Santísima Madre, pudo grabar, además, cuando el Dr. Rodrigo Ordaz hacia las pruebas delante de todas las personas. Unas horas mas tardes la Virgen da otro mensaje donde entre otras cosas dice: "No hacéis caso, las señales enviadas están, dichoso el que pueda ver pués de ellos será el Reino de los cielos".

La Virgen volvió a llorar el 27 de Diciembre (durante el Rosario), el día 15 de Febrero de 2001, el día 15 de Agosto (durante el Rosario también), día de su Asunción al cielo. Los días 16 y 17 de Agosto, el día 01 de Septiembre y el 20 de Septiembre de 2001.

Las Manifestaciones de la Virgen María son por y para una sola causa: Buscar nuestro acercamiento hacia Su Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Es una clara invitación a participar de su amor, de su misericordia. Es para llenarnos el corazón y el alma de todas esas cosas hermosas que solo Él es capaz de entregar sin pedir nada a cambio, y que por esa grandeza suya, entregamos a todos aquellos que se nos acercan.

Rosaura Gonzalo, artista plástica, comenzó a pintar la Virgen del Valle en el año de 1996 a raíz de un accidente y una posterior promesa de dedicarse a ella. La primera vez que vio ese rostro sobre un lienzo me dijo: "esa es la Virgen que yo me imagino", yo le decía que estaba "loca" porque mas parecía una mujer y no una Virgen a lo cual me respondió: "la Virgen es una mujer como tú y como yo que se puede sentar a tomar café". Esto lo digo, porque realmente cuanta razón tenía, nuestra Madre no está en un lugar inaccesible, no es una imagen de yeso, madera o vidrio, ciertamente es una mujer que está entre nosotros, donde la necesitamos al alcance de las manos. ¿Cuántas veces nos habremos sentado en sus piernas, nos habrá acunado y nosotros no nos damos cuenta?

Quiero aclarar que Rosaura e incluso Yo, somos mujeres como tantas, seres humanos que nos equivocamos, que nos caemos, que no sabíamos rezar, católicas "light" como alguien dijo. Cuando Rosaura me dijo que la Virgen pedía rezar el Santo Rosario ¿Qué hacíamos? Si no lo sabíamos, muchas personas se han involucrado con esta manifestación y nos han ayudado, nos han enseñado, por supuesto con la dirección de la Virgen, que es nuestra excelente maestra.

Los cambios a nivel espiritual y personal son muy evidentes, muchas conversiones, especialmente las nuestras.

Hay algo muy importante, la mayoría de las personas que se han acercado a la Virgen, están regresando a la Iglesia. Esto es algo para reflexionar. El trabajo de nuestra Santísima Virgen, repito, es promover la fe para acercarnos a su Hijo. Ella se brinda como un puente, para que así, mas fácilmente, lleguemos a Él. Nos invita a la conversión, a la oración, a convivir con Él en todos los momentos de nuestra vida.

Aquí en la Isla de Margarita, en esta floristería, que a propósito, puedo dar cualquier cantidad de razones por la cual considero que somos indignas de tanto amor, sin embargo, la razón por la cual esto sucede aquí, sólo las conocen ellos. Suceden cosas que sólo si conoces de Dios, de Jesús, de su Amada Madre, podrás entender; Rosaura, reza un Rosario que un Musulman le obsequió y le pidió que cada vez que rezara le pidiera por su familia, frases muy comunes "no sé que me pasó pero sentí que tenía que entrar" ¿"Qué hay aquí que no provoca irse?, o "tengo ganas de llorar", etc...

Personas que no profesaban ninguna religión han entrado al Catolicismo, otros participan hoy de la confesión y la comunión. Las personas vienen también buscando ayuda, que las oigan, que los hagan sentirse queridos y siempre, siempre, ahí está la Madre, hermosa, amorosa y entregada para consolarnos y ayudarnos y, es increíble sentir la necesidad de acercarse a su Hijo; deja de ser una "obligación".

Bueno, aunque, me pase toda una vida escribiendo no terminaría de decir todo lo que la Virgen nos regala. Esta es una historia que se escribe todos los días. Por lo tanto, no he terminado aún. Y digo: ayudar a nuestros hermanos a conseguir la Luz del conocimiento del Creador, es tarea de todos sus hijos, quiero decirte que estas incluido y también te digo que a nuestra Madre no le gusta el protagonismo, apenas te acercas a ella, te abraza y te indica inmediatamente el camino hasta nuestro Señor. Hay que saber que tenemos que ser muy dadivosos, hay que dar amor, ternura, tiempo, aliento, calor y mucho amor, porque a la vida eterna nos llevaremos sólo lo que aquí hemos dado.

De momento sólo me queda dar fe de que lo que he escrito es exactamente lo que sucedió por la misma salvación de mi alma.

Mis mejores deseos;

Alba Marina Rodríguez Duben

regresar a la página anterior

Foto: Anayka Marin.

Cuadro de la manifestación de la Virgen del Valle

Foto: Matilde de Robinson.

Foto: Anayka Marin.

Foto: Anayka Marin.